Ermita de San Miguel

La ermita de San Miguel, del siglo XIII, es una obra románica tardía. Situada a un kilómetro del casco urbano, se llega a ella a través de un camino flanqueado de huertos.

La nave se divide en cinco tramos por arcos diafragma apuntados sobre los que apoya la estructura transversal de madera, salvo el de los pies que está cubierto con bóveda de cañón apuntado. Remata la nave en un presbiterio de planta semicircular, cubierto con bóveda de horno. La portada, situada en el lado del evangelio, en el tramo central de la nave, presenta un arco de medio punto al exterior y rebajado al interior. Exteriormente es un sencillo edificio que muestra claramente la estructura, con nave muy baja carente de contrafuertes y cabecera más elevada que pone en evidencia el tambor de su construcción medieval.

En la ermita se guarda durante todo el año la imagen de San Miguel Arcángel, patrono del pueblo de Talamantes.

Volver